SANTUARIO DE LA VIRGEN DE SETEFILLA


Volver

 

 

Edificio amplio y esbelto de traza mudéjar del siglo XV, reconstruido en el siglo XVIII. Una de las intervenciones de mayor envergadura tuvo lugar en 1709, tras su derribo por un huracán. Dedicado al culto de la patrona de la Villa, situada a doce kilómetros de la población.


El templo posee tres naves separadas por pilares y cubiertas con estructura de madera.

 

La capilla mayor tiene un tramo cubierto con cúpula sobre pechinas y otro con bóveda de cañón con lunetos.

 

Dos portadas presenta la iglesia, una situada en el muro de los pies y otra en la nave de la Epístola. Ambas, así como el pórtico que rodea el edificio, son modernas.

El altar mayor es obra de hacia 1730 y presenta un solo cuerpo, con estípites y columnas salomónicas, rematado por un ático.


Además de la imagen titular, Nuestra Señora de Setefilla, copia fidedigna de una talla tardogótica de tipo fernandino destruida en los sucesos de 1936, se sitúan en el retablo las esculturas de Santa María Egipcíaca y de San José.

 

Una escultura de San Antonio de Padua de fines del siglo XVII ocupa el retablo colateral izquierdo, hoy trasladado hacia los pies de esta misma nave.


Una buena colección de “Vítores”, de los siglos XVIII, XIX y XX, se distribuyen por los muros de la iglesia, y una serie de exvotos en torno al camarín.